¿Es rentable el renting para particulares?

El Renting es un método para tener un coche, que cada vez está en más uso, que consiste en el alquiler de un vehículo a largo plazo. La persona, o empresa, interesada contrata un renting durante un período de tiempo, que suele ser entre 2 y 4 años, a cambio de una cuota mensual fija que constará en la firma del contrato por ambas partes. El importe de esta cuota vendrá determinado por una serie de factores, como el tipo de coche o su marca; el número de kilómetros que no podremos sobrepasar o los servicios extra, como podría ser el servicio en carretera.

Este método. Como hemos dicho, ha aumentado mucho durante los años, sobre todo para las empresas, que cuentan con un gasto fijo mensual y que les es más fácil y rentable para la economía de sus empresas, sin embargo ¿es rentable el renting para particulares?

Renting para Coches

¿Qué significa contratar un coche de rénting?

Si te decides por firmas un contrato de Renting, estás obligado a la paga mensual que firmaste para poder usar el vehículo y las prestaciones que iban incluidas y debes de tener en cuenta, que si dejas de pagar, o que si decides cancelar el contrato, tendrás una sanción económica que en función del tiempo restante y de las cláusulas firmadas en el contrato, será de un precio u otro.

Pero hay más motivos por los que puedes ser sancionado. El primero de ellos, es si recorres más kilómetros de los que firmaste y también si haces alguna modificación del vehículo. Si quieres hacer un cambio en el coche, ya sean las llantas o por ejemplo, algún aspecto del interior, tendrás que consultarlo a la empresa con la que firmaste para que te den autorización, y en el caso de ser así, en el taller que ellos indiquen.

En el caso de querer ir al taller o de necesitarlo, tienes que llevarlo a uno que sea indicado por la empresa, además de que las gestiones deben de ser realizadas por dicha empresa, de hecho muchas empresas se encargan de recoger tu vehículo y entregártelo tras su paso por el taller. Recuerda que no cumplir con esto o con alguna de las otras condiciones firmadas, significa que tendrás una sanción económica.

 

¿Para quién compensa el Renting?

Muchas de las cláusulas o condiciones que se imponen en el contrato de Renting, no son del todo atractiva para muchos clientes, por ese motivo las empresas crearon el renting flexible.

El objetivo es facilitar a los clientes los problemas que le podría suponer un Renting tradicional, como podría ser el largo plazo de tiempo que se firma, mientras que con el flexible, pueden firmarse solo unos meses.

Tampoco tendrás ningún tipo de penalización si decides dar por finalizado el contrato, solo tendrás que devolver el coche en el mismo estado en el que ellos te lo dejaron; en conclusión si decides optar por el Renting Flexible, solo se paga por el uso y los kilómetros que le des al coche.

¿Cuáles son las ventajas del Rénting para particulares?

Pero el Renting no es solo para empresas, sino que también es para todos aquellos particulares que lo prefieran frente a una compra, por ese motivo esta modalidad ha crecido tanto, ya que facilitan mucho todos los trámites a sus clientes.

La mayor ventaja para el particular, es el ahorro, tanto de dinero como de tiempo. Esto ocurre igual que en el Renting para empresas, al pagar la cuota mensual estamos pagando una serie de servicios de cláusulas, como pueden ser el seguro, los trámites como la inspección de la ITV o todas las reparaciones que fueran necesarias. El Renting para particulares si cuenta con una ventaja adicional y es que no será necesario hacer una entrada para poder disponer del vehículo, cosa que si deben de tener en cuenta las empresas.

El mayor inconveniente que tendrás por ser un particular en vez de ser una empresa, es que no podrás sacar provecho de las distintas ventajas fiscales, como deducir las cuotas en el Impuesto de Sociedades o el IRPF  de su gasto trimestral, al considerarse como un gasto necesario para poder desarrollar su actividad, sin embargo todas las ventajas restantes podrás aprovecharlas y sacar partido de ellas.

Artículos que deberías leer antes de un renting:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *