Como contabilizar un renting dentro de tus gastos

Si tienes una empresa y estás pensando en contratar un Renting, o ya lo has hecho, para varios puestos de la misma, como podrían ser comerciales, ejecutivos o los transportistas, es decir contratar una flota de vehículos, debes de tener en cuenta que al tratarse de un gasto de la empresa, deben de quedar reflejados en las cuentas para evitar todos los problemas posibles, es decir, tenemos que saber como contabilizar un renting de un coche.

El Renting de un coche, o de una flota de coches, dependiendo del Renting que vayamos a firmar, se trata de un contrato de arrendamiento operativo, cómo decirlo así puede sonar algo complicado si no estás familiarizado con este término, la definición es, según la norma 8ª del Plan General Contable como un acuerdo en el que el arrendador cede a cambio de una cantidad de dinero determinada un activo en concreto a un arrendatario; es decir, que la empresa nos cederá el coche o la flota de coches a cambio de la cuota mensual que sea correspondiente.

contabilizar dinero renting

Cuándo hablamos o nos referimos al arrendamiento, hay dos tipos: el arrendamiento financiero y el arrendamiento operativo.

  • Arrendamiento operativo: se trata de algo muy similar al alquiler, con algunos extras incluidos como pueden ser los seguros, el mantenimiento de los coches, el coche de sustitución o la asistencia en carretera; entre otras cosas. En este arrendamiento operativo, el propietario del activo nos transfiere el derecho de uso del activo a cambio de la cuota mensual.
  • Arrendamiento financiero: el nombre más común para este tipo de arrendamiento es el leasing, otro método de alquiler. En el Leasing se firma un contrato donde se queda registrada la compra de un inmovilizado y las condiciones de la venta, donde van recogidos todos los riesgos y los beneficios.

Como contabilizar un renting de un coche

contabilizar gastos

Para poder contabilizar el renting de un coche debemos tener muy claros cuáles son nuestras fuentes de ingresos, los distintos ingresos que hemos obtenido y también los gastos de la empresa durante este ejercicio, donde deberán de estar registrados.

No debes de olvidarte, para evitar problemas en el futuro, que el coche no te pertenece, es decir, no es una prioridad, sino que se trata de un alquiler, por lo que no tendrás que tratarlo como un activo y no hay que amortizarlo. Cuándo vamos a contabilizar la factura de renting del coche cuando llega hay que anotarla en tres asientos, para que sea más sencillo de entender, vamos a poner un ejemplo práctico.

Tú, como empresa, decides hacer un renting de un Seat León por un valor de 250 € mensuales, con el IVA incluido durante 24 meses y con la posibilidad de hacer hasta 15.000 kilómetros al año. ¿Qué debemos poner en el debe de nuestra contabilidad?

  • Primer asiento: cuenta 621 de arrendamiento y cánones: la base imponible de 206´61 €.
  • Segundo asiento: cuenta 472 del IVA soportado: 43´39 €.
  • Tercer asiento: el asiento contable del renting en la cuenta 410 de acreedores por los servicios contratados, es decir los 250 € de la cuota mensual.

Si lo exponemos de esta manera, es mucho más sencillo de entender el funcionamiento del renting de un coche. También tenemos que tener en cuenta algunas de las ventajas que nos pueden parecer interesantes gracias al hecho de tener un coche de empresa a través del renting, una de ellas es que no figura como un posible endeudamiento de la empresa y la otra es la deducción del renting para autónomos, lo que se trata de una ayuda fiscal que nos permitirá tener una economía personal más saneada.

Aun así, si no terminas de tenerlo claro o crees que tu caso se trata de algo más complejo, no dejes de consultarlo con tu asesor financiero, ya que es muy habitual encontrarnos fallos con la contabilidad de los rentings.

Te recomendamos la lectura de estos artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba